SOBRE EL POPULISMO
 
 

SOBRE EL POPULISMO

 
Publicado el 09 de Julio 2016
 
 

Anda la Unión Europea, que nada tiene que ver con la verdadera Europa, todo sea dicho de paso,  y todo el inmenso tejido de burócratas, asesores, eurovagos, periodistas, opinadores que viven de su existencia, muy preocupados por los nuevos movimientos que surgen a lo largo y ancho de la antigua Cristiandad y que se resisten a ser fagocitados por la masa informe y despersonalizada que es la UE.

Lo primero que hay que hacer cuando surgen visitantes incómodos, que además son elegidos por el pueblo soberano, es neutralizarles con un adjetivo. Un adjetivo que ya se encargan los medía serviles de dotarle de terrible significado, para que todo aquel que ose enfrentarse al pensamiento dominante, aunque sea por las urnas, sea fulminado públicamente con el nuevo sambenito. Antes el adjetivo era "ultra", "extrema" o "facha" y que te llamasen eso, lo fueras o no, te suponía un automático desprestigio y principio de duda sobre cualquier idea que saliese de tu boca. 

De este modo si un facha decía que el sol era amarillo, esta afirmación era puesta en duda por cualquier hombre libre que la escuchase porque al venir de un facha, obviamente podría ser mentira o una observación radical fruto de un loco que se cree en posesión de la verdad absoluta.

Pero los tiempos cambian, y el adjetivo  se ha quedado un poquito pasado y ya no representa al amplio elenco de gente incomoda que le va surgiendo a la castuza dominante. Pero ya se han inventado otro. Populista. Yo la primera vez que lo escuché fue en la televison, refiriéndose al presidente Húngaro, Viktor Orban, tras informar en aquel programa televisivo, que su gobierno eurofobo había bajado los impuestos, industrializado el país y bajar los niveles de paro en tiempo récord. Claro, un populista en toda regla. 

El perfil del populista suele ser el de un político que le vota muchísima gente y que suele ser molesto para aquellos que viven de la mamandurria y que supone una potencial amenaza para sus sueldos. Así, el populista suele ser votado por la gente más anciana, que todos sabemos que es gente idiota e inculta, y por gentes que viven en pueblos y pequeñas provincias, que también son muy pero que muy ignorantes. En definitiva, la carga semántica del adjetivo, se vuelve contra el votante, al que la infantería mediática viene a llamar tonto. Pueden permitirse este democrático lujo, porque los que escuchan el mensaje ya están absolutamente abducidos por el sistema y están dispuestos a creer que los burros vuelan si el democrático y moderado líder nada populista, así lo indica.

Y para muestra, un botón. Pequeña anécdota local, sin importancia, de cómo nuestros moderados y preparados políticos liberales llaman estupidos a sus votantes y aquí no pasa nada. Este cartel fue puesto por el ayuntamiento de Galapagar poco antes de las elecciones municipales del 2015...y ahí sigue oiga. La corporación municipal renovó la confianza del pueblo soberano y ahí continua el cartelito, como prueba muda de la tomadura de pelo y de la falta de respeto hacia el españolito medio. 

Que por cierto, la corporación municipal de este municipio madrileño es del PP, si sí, el mismo, el moderado y preparado partido que nos ha masacrado a impuestos, que ha consolidado el aborto, que impulsa la ideología de género, el mismo que ha liquidado la clase media, el que se dispone a pactar con el PNV ha costa de debilitar la Unidad de España, el mismo partido que tiene más imputados y tramas de corrupción que la banda de Capone, el que ha endeudado a España hasta unos límites que será imposible devolver, el que, tan preparados ellos, es incapaz de controlar el déficit público, el que bajo su gobierno, dispara la desigualdad entre ricos y pobres a la misma velocidad a la que iguala a las familias numerosas con las coyundas transexuales. El mismo partido que vende nuestra soberanía a Bruselas, el que vendió a sus amiguitos de escuela por cuatro duros las empresas públicas que daban beneficios y prestaban servicios básicos a precios razonables, el que no ha cambiado ni una coma nuestro tejido productivo, manteniendo nuestra fragilidad para afrontar la próxima crisis, el mismo que está metiendo la mano en la caja de la Seguridad Social hasta dejarla vacía...

Menos mal que han ganado las elecciones ¿verdad?. De la que nos hemos librado....

Y mientras, veo todos los días el cartel, soportando el paso del tiempo, con su inexorable "próxima construcción" amarilleando con el transcurrir de los años, y ya solo me queda pensar, como escribiría nuestro poeta sevillano Gustavo Adolfo Bequer:

¿Qué es Populismo?....

¿Y tú me lo preguntas?

Populismo eres tú.

José María Carrera

Vice Secretario de Organización de AES

 
Populismo
 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies