Nos asiste el legítimo derecho a la protesta
 
 

Nos asiste el legítimo derecho a la protesta

 
Publicado el 20 de Febrero 2017
 
 


Numerosas personas secundaron la concentración de AES en Madrid para pedir la derogación de la Ley d e la Memoria Histórica y oponerse al cambio de nombre de las calles.  En el transcurso del acto se  pronunció el siguiente discurso:

Amigos, vecinos, madrileños:

Nos concentramos aquí, en una Plaza de Madrid, rodeada de calles con nombres de españoles que hoy quieren ser borrados de nuestra historia en virtud de una ley, expresión ideológica de la izquierda, que bien debiera denominarse Ley de la vergüenza o de la mentira histórica.

No esta la primera concentración ni será la última. No es esta la primera protesta tampoco será la última, pues, pese al ambiente que invita a no hacer nada, no son pocos los lugares patrios en los que la indignación y la protesta popular, huérfana de apoyos políticos parlamentarios, pues de hecho ya es una ley de consenso, es decir, asumida como tal en el corpus político de populares y socialistas, de podemitas y naranjas... está haciendo frente a la izquierdista, sectaria y revanchista Ley de la Memoria Histórica. Una ley totalitaria que busca cambiar la historia e imponer una verdad oficial tan falsa como ahistórica. 

Una ley totalitaria, antidemocrática, porque busca obligarnos a todos a aceptar por ley lo que no es sino una manifestación de la izquierda. Es que acaso cabe dudar de ello cuando en estos días se anuncia la celebración de un Curso en la Universidad Carlos III de Madrid sobre Memoria Histórica aplaudido con un "por fin" y organizado por la Asociación Universitaria Carlos Marx con el apoyo y suponemos que la subvención del Gobierno de España, del Gobierno del PP tal y como aparece en los carteles.

Una ley que, conviene subrayarlo, se ha convertido en una ley de consenso; en una ley aceptada por el gobierno de Mariano Rajoy. Ese gobierno que teniendo mayoría absoluta primero no se atrevió a derogarla y después, pues como el señor Hernando nos ha explicado el PP carece de ideas y valores permanentes, a acabado aceptándola y aplicándola. Y así hemos podido leer las declaraciones del actual ministro de Justicia diciendo que se siente orgulloso de la Ley de la Memoria Histórica y visto como en el PP se abren expedientes contra los alcaldes que quieren preservar el nombre de "el Caudillo" de los pueblos creados por Franco cuando se repartían casas y tierras a familias campesinas. Y frente a ello nosotros pedimos, exigimos, la derogación de esta infausta ley.

Una ley convertida en el kalasnikov de uno de los nuevos pilares ideológicos de la izquierda: el guerracivilismo.

Guerracivilismo cuyo objetivo no es otro que crear una división radical entre los españoles buscando el enfrentamiento, la fractura social del tejido nacional. 

Guerracivilismo que en la práctica también es una prédica clara y rotunda del derecho a la discriminación por sus ideas de una parte de los españoles. 

Guerracivilismo que busca trazar una frontera nítida y transparente, tanto política como cultural, entre los buenos (la izquierda) y los malos (que son todos los demás).

Guerracivilismo que es el recurso que les queda a decenas de alcaldes, de políticos de España para disfrazar, para ocultar bajo la piqueta demoledora su ineptitud y su incapacidad.

¡Qué importa que las calles estén sucias, que los servicios no funcionen, que la ciudad, como en el caso de Madrid, quede a merced de la ocurrencias de la señora Carmena cuando tenemos placas que quitar, estatuas que destruir y placas que retirar de tantos y tantos fascistas que son todos aquellos que no son de izquierdas!

¡Qué importa que los vecinos de muchos lugares tengan que pagar de sus bolsillos la decisión de cambiar los nombres de las calles y la plazas porque a la izquierda no le gusta que el callejero recuerde a hombres que contribuyeron a levantar España, a llevar a cabo importantes obras sociales, que fueron intelectuales o que dieron páginas gloriosas a la Historia de España y del Ejército español como el fundador de la Legión! 

¡Qué importa que eso suponga millones en gastos que naturalmente saldrán del bolsillo de todos los españoles! Millones por los cambios de nombre de las calles y plazas, millones para pagar Comisiones de Expertos cuya único título es en realidad ser de izquierdas, millones para subvencionar esas Asociaciones Fantasma de la Memoria Histórica que reciben el maná generoso de la izquierda para llegar a decir idioteces del calado de que "los Reyes Católicos no eran franquistas pero casi" o que la palabra caído es un término fascista y franquista; pero pedir a una Comisión de Expertos que al menos consulten el diccionario de la lengua sería un exceso imperdonable por nuestra parte.

¡Qué importa que nuestra Patria esté hipotecada con una deuda que es igual al 100% de nuestro PIB...! ¿Es que acaso no tenemos Ley de Memoria Histórica?

¡Qué importa que España esté a punto de quebrarse territorialmente con la ofensiva separatista...! ¿Es que acaso no tenemos Ley de Memoria Histórica?

¡Qué importa que tengamos millones de parados y una juventud sin empleo...! 

¿Es que no se conforman los españoles con una ley con la que se pretende  sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos y destruir un monumento a la verdadera reconciliación que es orgullo de los madrileños? 

Nos concentramos hoy aquí porque nos asiste el legítimo derecho a la protesta, a pedir la derogación de la Ley, a pedir que se mantengan esos nombres, para nosotros dignos de ello, en las calles de Madrid.

No somos ingenuos. Sabemos que la decisión está tomada, que daría igual que hoy fuéramos una masa ingente, que hayamos recogido miles de firmas pidiendo que se mantenga el nombre de las calles... pero ello no nos desanima, vamos a seguir en el combate hasta conseguir que la mal llamada Ley de la Memoria Histórica sea derogada y vamos a seguir rindiendo homenaje público a todos aquellos que hace ochenta años dieron su vida por Dios y por España.


 

Relacionados

IMG_9720.PNG

 
 
Memoria histórica, Madrid, guerracivilismo
 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies