La mini reforma del aborto del PP se retrasa
 
 

La mini reforma del aborto del PP se retrasa

 
Publicado el 26 de Junio 2015
 
 

El PP, con mayoría absoluta, mantiene íntegra la política abortista de Zapatero

(HO/I. Fernández) La dirección del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, anteriormente, ya había paralizado hasta después de las elecciones autonómicas y locales del pasado 24 de mayo la tramitación de la reforma parcial de la vigente Ley del Aborto de 2010, así como las sanciones a los cinco diputados que, votando en conciencia y acorde con el ideario del partido, no apoyaron el pasado 14 de abril la admisión a trámite de la proposición de ley ‘popular’.
En estos más de dos meses, y siempre en el caso de que el Tribunal Constitucional se pronunciara sobre el recurso que el PP presentó a la Ley Aído en 2010, fuentes ‘populares’ han asegurado a Europa Press que «acatarán» la resolución del Alto Tribunal, aunque «eso no quiere decir retirar la proposición de ley» actualmente en tramitación, sino «analizar el dictamen y ver en qué medida se puede avanzar».
Precisamente, el próximo jueves el Pleno del Congreso debate las enmiendas de totalidad de PSOE, Izquierda Plural, ERC y BNG, en las que plantean la retirada de la proposición de ley del PP que se tramita ahora en el Congreso y por la que los ‘populares’ piden que se haga obligatorio el consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años que se plantean abortar a sus hijos.
La próxima semana también podría cerrarse el plazo para que los grupos de la oposición presenten sus propuestas al articulado de la reforma que plantea el PP aunque, según han confirmado varias formaciones de la oposición, la mayor parte serán enmiendas de supresión, para dejar el articulado de la regulación ahora en marcha. No obstante, este plazo no tiene por qué cerrarse y sí aplazarse una semana más, todo depende de la voluntad del PP, que tiene mayoría absoluta en el arco parlamentario.
Como toda ley que se debate en el Congreso, y una vez cerrado el plazo para la presentación de enmiendas parciales al texto que se debate, éstas deben discutirse a puerta cerrada en ponencia, y posteriormente pasar a debatirse a la Comisión de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que será donde se tramite esta normativa.
El trámite de esta proposición de ley del PP empezó el pasado 14 de abril, cuando se admitió a trámite en el Pleno del Congreso con los votos del Grupo Popular, los seis diputados de Unió (UDC), el de Foro de Asturias y el de UPN, y sin el apoyo de cinco diputados PP que optaron por el voto en contra, la abstención o no participar en la votación por considerar que la pequeña iniciativa abandonaba la defensa de la vida humana y que la dirección del PP pretendía tapar el flagrante incumplimiento del programa electoral con el que había traicionado a sus votantes.
Ante la previsión de recabar los votos de los diputados que permanecían fieles a los posicionamientos provida -tras la traición del PP a su programa electoral en claro abandono de la defensa de la vida de los no nacidos-, la dirección del PP en la Cámara Baja intentó negociar con los diputados de su bancada que pudieran romper la disciplina de voto impuesta a favor de dejar el aborto de Zapatero con una muy mínima reforma, de cara a mantener la unidad en la votación.
Sólo mantuvieron un par de encuentros informales para ofrecerles una enmienda en la que aclarar que la muerte en el seno materno no era un derecho dentro del articulado de la ley, pero sin hacer ni un ápice por cambiar la barra libre de abortos y sin querer de financiar el aborto, que es pagado con los impuestos de todos los españoles, mientras sí que hay recortes en otras áreas que sí salvaguardan la vida humana. Ante la negativa de estos a votar con el PP, la dirección cesó en su nuevo engaño y cerró la posibilidad de presentar enmiendas al articulado de su propia propuesta, mantiniendo que el falso derecho al aborto.
Según han señalado las mismas fuentes, esta previsión se sigue manteniendo, y no pretenden por el momento ningún acercamiento más con los pocos fieles del PP que se niegan a secundar la política abortista de su propio partido. De hecho, se duda bastante de que vayan a votar en consonancia con el PP el próximo jueves, en el debate de totalidad.
Eso sí, los ‘populares’ durante el trámite de las enmiendas parciales sí intentarán llegar a acuerdos con el resto de grupos de la oposición, todos abortistas.
 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies