La comparecencia de Rajoy
 
 

La comparecencia de Rajoy

 
Publicado el 22 de Mayo 2015
 
 

El PP se ha convertido en el mejor valedor de las disculpas del PSOE sobre corrupción.

Es bueno analizar con perspectiva y reposo los temas relevantes, en este caso la comparecencia de Rajoy del pasado 1 de agosto. Esta semana nos ha permitido conocer la reacción de los políticos, las encuestas de los medios y lo más importante, hemos podido comentarlo con gente de criterio y también con los Hooligans PP-PSOE.
 
Lo que ahora toca es analizar los efectos positivos, que alguno hay, y los negativos. 
 
De los positivos, la propia comparecencia, pero sin duda la superioridad de Rajoy frente a Rubalcaba. Lo negativo es la falta de contenido de su discurso apelando exclusivamente a su equivocación por haber contado con Bárcenas y utilizar frases del propio Rubalcaba que en su momento el PP, con razón, criticó duramente.
 
Resulta que el PP se ha convertido en el mejor valedor de las pobres disculpas del PSOE en materia de corrupción. No dio explicaciones de hechos que constan acreditados documentalmente como los 200.000 euros de Castilla La Mancha, tampoco explicó si los complementos salariales, ya reconocidos, eran o no acordes a derecho por razón de ostentar cargo público, tampoco dijo nada sobre los correos cruzados cuando ya se conocían los resultados de las comisiones rogatorias a Suiza.
 
La consecuencia más devastadora fue que, fruto de la pobre intervención de Rubalcaba y la falta de respuestas de Rajoy, una vez más los beneficiados son la izquierda moderada de Rosa Díaz y la izquierda radical representada en IU e Izquierda Plural. Después de las traiciones que el PP ha tenido que hacer a sus electores naturales para mantener el tan anhelado voto de centro, este, como no podía ser de otra forma, se les está escapando entre los dedos. UPyD crece a costa de los graves errores del PP y PSOE y cuenta con el apoyo de destacados miembros de los medios de comunicación.
 
IU e Izquierda Plural duplican sus expectativas y eso gracias a un Rubalcaba amortizado, que obligará al PSOE a escorarse a la izquierda radicalizando su discurso lo que le permitirá de forma natural tener como socio a los comunistas. Ante la caída libre del PP-PSOE lo que se echa en falta es una respuesta “radical” e inmediata de los españoles que están hartos de esta situación y que quieren contar con un proyecto fresco y renovador que, sin complejos, dé voz a los principios y valores que son consustanciales a la propia identidad de España, lo que hace falta es que, al igual que en la izquierda –donde ya existen más de cinco partidos con representación parlamentaria– en lo que se ha venido a llamar sociológicamente la derecha se produzca esa atomización que enriquezca el Parlamento y empiece a ser un muro de contención contra el avance de la izquierda.
 
Rafael López-Diéguez

 

 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies