¿Declaración de independencia? entienda que ha pasado, pasa, puede y debe pasar
 
 

¿Declaración de independencia? entienda que ha pasado, pasa, puede y debe pasar

 
Publicado el 30 de Octubre 2015
 
 

Es el momento: o el nacionalismo se carga a Cataluña, o los catalanes nos deshacemos del nacionalismo.

Abundando en el caos que campa a sus anchas en Cataluña, o en el misterioso comportamiento del Gobierno de España a la hora de neutralizar el conflicto civil montado alrededor del proceso de sedición e insurrección de la parte que domina el Parlamento Catalán; y habida cuenta que la alianza del Junts Pel Sí y las CUP habilitarán un gobierno de la Generalidad en línea con el independentismo extremo y antiespañol, es interesante y valioso revisar lo que ha sucedido, sucede y sucederá en Cataluña antes de fin de año.

Para ello, aprovechamos la siempre estimulante y disidente energía de Dolça Catalunya, el web site más activo en materia de pensamiento civilizado –con habituales trazas de guasa, para desengrasar, cuando ello es posible- contra la locura secesionista y la corrupción de los criminales catalanes que orbitan alrededor de formaciones cismáticas creadas por Jordi Pujol y aceleradas por Artur Mas (Convergència Democrática de Catalunya), Esquerra Republicana de Catalunya y los herribatasunos/anarquistas de las CUP.

A tal efecto, en SELECTO*DIGITAL hemos ‘copiado y pegado’ el texto de un artículo de Dolça Catalunya, retocándolo lo justo para afinarlo hasta una excelencia narrativa que facilite la magnitud de la tragedia y el alcance del miserable juego sucio puesto en marcha por las hordas xenófobas, racistas y hostiles a España.

Además, hemos capturado los Artículos del Código Penal vigente en los que se visualiza que hay suficientes opciones para defender España de las andanadas de los enemigos internos que la quieren destruir.

Aquí tienen dicho artículo, del que se han respetado las expresiones en catalán y los enlaces originales a artículos anteriores que ya tocaron los temas aludidos. Después viene lo del Código Penal.

Vean, lean:

Varios independentistas catalanes entre los que aparecen Junqueras, Forcadell y Romeva

ESTO ES LO QUE HA PASADO
 

  •     El nacionalismo es una ideología que necesita generar tensión constante para mantenerse viva. Pero el sistema autonómico no permitía ya seguir utilizando la queja y el resentimiento en el ámbito económico, cultural, autonómico: la cultura catalana se imponía en todos los ámbitos, y la Generalitat disfrutaba de más capacidad fiscal y legislativa que los länder alemanes. Había que dar un paso más y recoger los frutos de los 20.000€ millones invertidos en extender el nacionalismo, tal y como se había planeado en el Programa 2000 de Jordi Pujol, en el que se contaba con la habitual pasividad de Madrid, acostumbrada al “tú apóyame en el Congreso y haz lo que quieras en Cataluña”, hasta que el nacionalismo dio por terminado el tiempo del “avui paciència”, y decidió activar el “demà independència”.
  •     El instrumento fue el “Nou Estatut”. Como madera electoral en las autonómicas de 2003 CiU y PSC se sacaron de la manga un nuevo Estatut que nadie pedía. El inventó siguió adelante, y el consejero Huguet (ERC) adviritió en las negociaciones entre nacionalistas que “si esto falla, Cataluña entra en una dinámica de conflicto social creciente que, obviamente (…)  irá en beneficio de los independentistas porque esto lo giraremos en contra de España“, y habló de una “guerra civil” en Cataluña. El nacionalismo optaba por tensar la convivencia catalana.
  •     El Estatut de 2006 se planteó como un paso disfrazado hacia la secesión:“el somni d’una Catalunya sense cap mena d’entrebancs a la lliure i plena interdependència que una nació necessita avui” (Preámbulo). Sometido a votación en junio de 2006,  solo lo aprobó el 36% del censo; el Estatut de 1979 lo había votado el 53%, y la Constitución el 62%. El nacionalismo forzaba la división de Cataluña.
  •     En julio de 2010 el Tribunal Constitucional anuló los artículos inconstitucionales del Estatut. El nacionalismo montó una manifestación de protesta encabezada por el president Montilla (PSC). La Vanguardia del Règim habló de 1 millón de personas; no habían más de 65.000 (en 2012 el mismo diario contó 1,5 millones, pero 3 días después reconocía que no pasaban de 0,6 millones). Según el relato separatista, este es el momento en que “els catalans” deciden hacerse separatistas. El nacionalismo iniciaba la tensión callejera y la mentira de las cifras.
  •      Pero en junio de 2011 el nacionalismo se dio cuenta de que había perdido la calle a manos de los “indignados”. Por 1ª vez desde 1975 una enorme masa de catalanes se manifestaba sin una sola senyera y bloqueaba la entrada al Parlament. Mas tuvo que entrar en helicóptero. Por otra parte, la Generalidad estaba quebrada. El nacionalismo decidió tomar 2 medidas: 1) Virar al separatismo esparciendo el ‘espanyansroba’ y el ‘ensvolenaixafar’ (como confesaría el conseller Santi Vila, el relato separatista se inventó para tapar 6.000€ millones de recortes).  Y 2) Retomar el control social mediante la creación de la ANC, para así facilitar que ell nacionalismo se lanzara a una operación masiva de engaño e ingeniería social.
  •      Y llegaron las manifestaciones, la contaminación del espacio público con [banderas] ‘cubanas’, la agobiante presión mediática y la recitación ubicua de los 3 mandamientos del nacionalismo: Nosaltres Somcollonuts, Espanyansroba, Anem a Catadisney. ¿Objetivo? Un referéndum que dijera al mundo que antes o después llegaría la secesión. Pero España es un Estado de Derecho, y el nacionalismo tuvo que conformarse con montar un ‘butifarrèndum’ el 9-N de 2014 (“creería que Cataluña es Guinea”, dijo un catedrático de la junta electoral). ¿Resultado?  Sólo un 35% de catalanes votó, y sólo un 29% apoyó la independencia. Y esto con el propio Oriol Junqueras contando papeletas sin interventores ajenos a sus huestes y con los colegios abiertos ¡quince días! Y sin ninguna garantía de custodia de las urnas, del proceso de escrutinio y de la  gestión de datos. El nacionalismo se cargaba la democracia.
  •     Quedaba el recurso final vaticinado por Juan Carlos Girauta: “unas elecciones autonómicas travestidas en plebiscitarias”. Para evitar el suicidio los nacionalistas pusieron toda la carne en el asador y se unieron en una especie de Operación Triunfo que llamaron Junts pel Sí, que decían que era “l’eina definitiva per fer la independència”. Por el camino rompieron CiU, rompieron Unió y se rompieron la crisma: el “27 ese” de 2015 los partidos de JxS [en el fondo, los restos el naufragio de CiU más ERC] perdieron 9 diputados y la mayoría absoluta, y el separatismo se quedó por debajo del 48% de los votos y no rebasó el 37% del censo. Mucho menos de lo que esperaban. Ahora dependían de los comunistas-anarquistas de la CUP. El nacionalismo se batasunizaba definitivamente.

ESTO ES LO QUE ESTÁ PASANDO
 

  •     El crédito y prestigio de Jordi Pujol, padre del nacionalismo, agoniza en una trama de millones, paraísos fiscales y corrupción a go-go.CDC, el genuino “pal de paller del nacionalisme”, está hundido en el 3-5-10%. Por lo que es necesario seguir la huida hacia adelante de la secesión.
  •     Artur Mas se ha entregado a la CUP y a ERC. En medio del escándalo del 3% y de su imputación criminal por el 9-N, ha decidido ceder en lo que sea para ser elegido presidente.Le han pedido una declaración de secesión exprés que establezca objetivos, leyes, tiempos claros y actos expresos de “desobediència”. Le llaman “procés de desconnexió”.
  •     Al frente del Parlament, compuesto de ideólogos, carajilleros, cantantes y entrenadoras de baloncesto, han colocado a la fanática nacionalista Carme Forcadell. La Cámara se dispone a aprobar una resolución que declare el “inici de negociacions” para “la creació d’un estat català independent en forma de república”, la elaboración de una “constitució” y la tramitación “en 30 dies de les lleis de procés constituent, de seguretat social i d’hisenda pública”.
  •     Esta resolución anuncia también la “desobediència” o ruptura de la legalidad: el Parlament “no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estat Espanyol, en particular del Tribunal Constitucional, a qui considera deslegitimat”, y el futuro gobierno cumplirá “exclusivamente aquellas normas o mandatos emanados de esta Cámara”.
  •     El 20-D hay elecciones legislativas. Mas y Junqueras necesitan mantener tensa a la parroquia -muy desanimada desde el “27 ese”- para movilizar a sus fieles, salvar la cara en el Congreso y evitar en lo posible la victoria de Rajoy; que se juega la reelección el 20-D, y necesita aparecer firme ante el nacionalismo. La aplicación de decisiones vigorosas en este contexto (¿art.155?) favorecería a Rajoy, pero también al victimismo nacionalista.

ESTO ES LO QUE TIENE QUE PASAR
 

  •     Es necesario que la investigación de la corrupción nacionalista se acelere. Los 35 años de chalaneo deben salir a la luz. Los culpables deben sufrir la pena que les corresponda. Esto reforzará la credibilidad de nuestro sistema político y judicial.
  •     Es necesario que los medios de comunicación salvables sean salvados. Que no se deje de hacer por falta de dinero. Eso ayudará a acabar con la versión única nacionalista en los medios catalanes.
  •     Es necesario facilitar que el nacionalismo muestre su rostro radical, extremista y antidemocrático. Eso librará de dicho nacionalismo a muchos catalanes.
  •     Es necesario que se cumpla(*) la ley a fondo y rápido, sin exageraciones en las formas que exciten el victimismo. Si hay que inhabilitar, se hace. Eso nos alejará del despotismo.
  •     Es necesario acabar con la imposición nacionalista en la educación. Si hay que pagar los conciertos desde Madrid, se hace. Eso ayudará a que nuestros hijos crezcan libres de nacionalismo.
  •     Es necesario que se produzcan las naturales consecuencias económicas en Cataluña. Las empresas deben saber que el nacionalismo no es ‘business-friendly’. El Fondo de Liquidez Autonómica, FLA, debe condicionar sus aportaciones, y realizarlas directamente a los ciudadanos. Eso estimulará nuestro antaño indomable espíritu empresarial.

Es necesario que los partidos libres de nacionalismo antiespañol se unan y acuerden una actuación común frente al desbarre separatista. Debe también existir un compromiso firme de no repetir lo de “apóyame en Madrid y haz lo que quieras en Cataluña”; los pactos para temas nacionales deben ser nacionales y duraderos. Esto ayudará a hacer irrelevante al nacionalismo en el futuro.

Debido a la longitud del artículo hemos decidido no incluir los artículos del código penal mencionados en el mismo. No obstante puede consultarlos accediendo al artículo original al que puede acceder en el enlace que le mostramos a continuación.

 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies