AES: “Somos el único partido que pide el cheque escolar”
 
 

AES: “Somos el único partido que pide el cheque escolar”

 
Publicado el 04 de Octubre 2015
 
 

 

A pesar de que el cheque escolar se trata de una medida aplicada con gran éxito en numerosos países, en España no se ha iniciado ningún debate a este respecto. Tan solo una formación, el partido social-cristiano Alternativa Española (AES), incluye en su programa la aplicación del cheque escolar.

Los centros educativos son rehenes de los gobiernos autonómicos

 

En opinión del secretario general de AES, el abogado madrileño Rafael López-Diéguez, “el cheque escolar es la mejor forma de conseguir la desvinculación de los centros de enseñanza de las orientaciones presuntamente educativas de fundamentación ideológica del gobierno de turno, beneficiando así la autonomía de los centros, término muy utilizado y considerado como positivo pero escasamente real en la práctica”. Para el secretario general de la formación social-cristiana, “los centros educativos son rehenes de cada uno de los gobiernos autonómicos y que, guste o no, tienen que pagar peaje a ese gobierno sea del color que sea. Están obligados a ello porque de lo contrario no percibirán las ayudas no adquiriendo el carácter de colegio concertado y con ello la renuncia a poder tener acceso a un universo de estudiantes que deseando recibir ese tipo de educación no pueden por razones económicas”. “Mientras la decisión de la distribución de los fondos esté en manos de los gobiernos estos tendrán el poder de decidir”, asegura el abogado madrileño.

El cheque escolar es la garantía para una educación libre

 

López-Diéguez continua explicando que “el cheque escolar traslada la ayuda directamente al alumno y es este, en realidad sus padres, el que decide a qué centro asistir, y el centro se ve libre de condicionamientos políticos en su línea educativa. El alumno, los padres, decide si ir a un colegio confesional o no, a un mixto o diferenciado y de esta forma recibirá el tipo de educación que desea. No creo que exista mayor libertad ni mayor garantía en la preservación del derecho de los padres a escoger en libremente la educación que quieren para sus hijos”, afirma.

AES también propone implantar adicionalmente el cheque sanitario

 

Además del cheque escolar, el partido social-cristiano propone la implantación del cheque sanitario, como una medida complementaria. Según explica Rafael López-Diéguez, “el cheque sanitario está destinado a paliar deficiencias y a poner fin a las desgraciadamente usuales listas de espera, camufladas o reales”. Su funcionamiento, según Rafael López-Diéguez, es muy sencillo: “si una persona, por las razones que fuera, no puede ser atendida en un centro público en un tiempo razonable, como lo primero es su salud, en vez de aguardar a la decisión de si se le deriva o no a otro tipo de centro se pueda recurrir al cheque sanitario para que pueda acudir a un centro o médico privado”.

AES niega ser un partido de extrema derecha

 

Si bien las propuestas de implantación del cheque escolar y sanitario por parte de AES están asociadas a planteamientos liberales, la formación social-cristiana es tildada por diferentes medios de comunicación como de extrema derecha. Para López-Diéguez, “todas las etiquetas suelen ser erróneas, más cuando se aplican a un partido como el nuestro de difícil identificación” y recuerda que “no es necesario recordar que el apelativo de extrema derecha se emplea como descalificativo. Todo aquello que se denuncia y molesta es catalogado como extrema derecha para así tratar de invalidarlo.

Según López-Dieguez, AES es un partido de inspiración católica

 

El secretario general de AES asegura que “muchas de las propuestas que nosotros hemos llevado al debate político, que parecían planteamientos extremistas, son una realidad. Por ejemplo, desde su creación hace más de una década, cuando casi todos miraban para otro lado o vivían en los cargos del sistema, AES ha denunciado el sistema de descentralización que se alumbró en la Constitución del 78. También hemos dicho que es un modelo de organización territorial, caro, derrochador, fomentador de la corrupción, insolidario y que atenta contra la cohesión nacional y el principio de igualdad de todos los españoles. Cuando esto lo decíamos hace 10 años, todos nos acusaban de extrema derecha. Hoy la mayoría de los españoles nos vienen a dar la razón y muchos de los periodistas y políticos que nos acusaban ser de extrema derecha las han hecho suyas”. Por último, Rafael López-Diéguez quiere matizar que “las políticas que proponemos son acordes con los principios que defendemos. Somos un partido de inspiración católica y por ello no son liberales, ni se podrían decir conservadoras. AES promueve políticas acordes a la justicia social”.

 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies