Abrazo del oso del PP a Vox. Vox ha cedido en sus principales banderas, las que le llevaron al éxito electoral en Andalucía.
 
 

Abrazo del oso del PP a Vox. Vox ha cedido en sus principales banderas, las que le llevaron al éxito electoral en Andalucía.

 
Publicado el 15 de Enero 2019
 
 

En principio he de decir, y lo he escrito, que yo no tenía la más mínima duda de que el pacto PP/Vox llegaría a buen puerto. Solo era cuestión de tiempo, horas de televisión y de prensa, porque Vox necesitaba de sus momentos de gloria; parecía lógico que quisieran hacer namingdar valor a su marca, pero yo no tenía ninguna duda: el pacto se alcanzaría. Lo que me ha sorprendido es la rapidez con la que se han puesto de acuerdo, porque la sorpresa ha sido el poco tiempo empleado para que una postura, en principio, tan irreconciliable como la de Vox solo aguantara escasamente 48 horas, esto sí que ha sido sorprendente.

No se puede dejar de reconocer que recientemente se han alcanzado acuerdos en la política española, que son muy relevantes para el futuro de España. Sería injusto negar el mérito de Vox por sus 12 diputados. De otra parte, apartar al socialismo del gobierno de Andalucía es, sin duda, un gran paso. Ahora bien, una vez hechas estas consideraciones, lo importante es saber si este éxito en número de diputados de Vox confirma que los 400.000 votos han sido un voto útil para cambiar cuestiones fundamentales en la política andaluza, o si por el contrario han sido un “fiasco” para los que desencantados del PP, han puesto una esperanza en Vox. Y en consecuencia cabe preguntarse ¿los pactos futuros PP/VOX servirán para hacer cambios en España? Vox después de este pacto, ¿mantendrá su credibilidad? ¿Vox es un proyecto fiable, que cumple sus promesas electorales?

Para responder con acierto y desapasionadamente a estas preguntas, hay que hacer un estudio exhaustivo de tres documentos, en orden de antigüedad: el pacto de gobierno PP/ CS, por el que se ha fijado la hoja de ruta de las políticas a seguir en la próxima legislatura ( DOC PP/Cs), el documento presentado por Vox,  que recogía los mínimos de este partido para dar apoyo a ese gobierno (DOC VOX), y por último el documento firmado por PP y Vox (DOC PP/VOX), para que este segundo apoye con sus doce votos la investidura de Bonilla, con el que se otorga, en consecuencia, carta de naturaleza al DOC PP/Cs, toda vez que en su punto primero VOX se compromete a votar en primera votación la investidura de Bonilla que por su pacto con Cs, que VOX conoce, deberá gobernar de conformidad con el referido DOC PP/Cs.

El DOC VOX planteaba una seria de exigencias mínimas que, fueron el banderín de enganche durante la campaña electoral. Vamos a fijarnos en primer lugar en las propuestas más relevantes en las que se diferenciaban de PP y Cs: suprimir las autonomías, o subsidiariamente conseguir la recuperación inmediata de determinadas competencias para el Estado central; reducción del 75% de la financiación con fondos públicos de los partidos, sindicatos, patronales y demás; derogación de las leyes de violencia de género, LGTB, e igualdad de géneroexpulsión de 52.000 inmigrantesliberalización de las señales de TV y radio, reducir la TV autonómica en un 50%; creación de la Consejería de familia, políticas natalistas; libertad de educación; control del fundamentalismo islámico; derogación memoria histórica; cambio de la fecha de fiesta autonómica y protección a la cultura y tradiciones. Vamos a omitir las referidas a corrupción, donde todos coincidían; fiscalidad, copiando prácticamente el proyecto del PP en CCAA como Madrid; eliminación de estructuras paralelas (embajadas…) y ociosas; apoyo a los emprendedores, autónomos… Propuestas todas ellas, donde los tres partidos coincidían.

Y hay que recordar que VOX no ha dicho ni pío en derechos fundamentales y básicos como la derogación de la ley andaluza de la eutanasia, el derecho a la vida y la derogación de las leyes abortistas, más allá de determinadas políticas de asesoramiento; tampoco ha hablado de la reforma estatutaria y un referéndum autonómico para poner fin a la autonomía. Y, por cierto, estas dos medidas podían haber arbitrado fórmulas jurídicas viables, para poder haber cumplido con sus compromisos electorales y no los planteamientos faltos de rigor jurídico que presentaron.

Sin duda, que el conocimiento de Vox del DOC PP/CS, y su apoyo a la investidura, obviamente legitima a Bonilla a implementar las políticas pactadas con Cs, y le resta a Voxtoda legitimidad, para más tarde poder oponerse a lo que, como consecuencia de la investidura de Bonilla, ellos han apoyado. El apoyo a Bonilla es para que gobierne en un bipartito y ese bipartito, que no un tripartito, ya ha dicho por escrito cómo va a gobernar. En consecuencia, la lógica debía ser si discrepas con las políticas que van a poner en marcha, por un acto de coherencia y lealtad con tus votantes no lo apoyes. Pero si apoyas al bipartito, ellos harán lo que han dejado por escrito y es de conocimiento público. Que nadie se engañe, las cartas están boca arriba, y en esta ocasión PP y Cs no han dejado lugar a equívocos.

El DOC PP/Cs se inicia con una declaración expresa de fidelidad a la Constitución y al Estado de las Autonomías. El DOC PP/VOX hace lo mismo respecto a la Constitución y omite lo referente a las CCAA, lo que no supone una ausencia relevante ya que apoyar la Carta Magna es necesariamente apoyar el Estado de las Autonomías. Pero si VOX da el apoyo al PP para su investidura no solo da el apoyo tácito, sino también expreso al Estado de las Autonomías, al estar recogido “negro sobre blanco” en el DOC PP/VOX. Por lo tanto, la defensa de VOX del fin del Estado de las Autonomías, o subsidiariamente el rescate de competencias para el estado Central, en la primera ocasión que VOX ha tocado poder ha caído en aguas de borraja, ha quedado sin contenido.

El DOC PP/Cs reconoce su apoyo expreso sin condiciones a la injusta e inmoral Ley de Violencia de Género, así como a las manifiestamente contrarias al orden moral objetivo y natural, que son las leyes de igualdad de género y LGTB. Vox en su DOC PP/VOX ha renunciado a este principo/slogan que ha sido como un martillo pilón, con toda la razón, durante toda la campaña. Este principio es otro más de los que Vox abandona.

La expulsión de los 52.000 inmigrantes ilegales, otra de las reclamaciones con las que se les ha “llenado la boca”, cae en el olvido, reduciéndose a que la CCAA facilitara los informes a la policía para que esta actúe ¿Era esta la promesa? No, era una expulsión inmediata de todos los ilegales. Pero ya han cambiado y se dan por satisfechos con que se informe a la policía, lo que por otra parte esta conoce más que de sobra desde hace años, porque son los policías, precisamente, los que construyen parte de estos censos a partir de los procesos de identificación y detenciones. De dos una, o la policía, a la que con razón defienden, es tonta porque no lo sabía o prevaricadora porque sabiéndolo no han hecho nada, ¿qué han querido decir?, ¿lo saben o no? Por supuesto que lo saben, lo que sucede es que el poder político no permite estas expulsiones, que llevan una tramitación más administrativa, que policial. Flaco favor para el crédito profesional de nuestras Fuerzas Armadas.

Sobre el fin de la financiación de los partidos, sindicatos, patronales, la Radio TV autonómica y demás ni aparece en el DOC PP/VOX, mutismo total. La liberalización de la señal radiofónica y televisiva para conseguir un mensaje plural también olvidado, ni se menciona.

Sobre la injusta ley de memoria histórica, algo que arrastró a franquistas a votarles, renuncian en su pacto con PP a su derogación y aceptan la tesis de Casado de septiembre de este año por la que esta debe transformarse en una ley de la “concordia”. Asumen la tesis del PP, olvidando su compromiso y promesa de luchar, y no ceder, en cuanto a que exista una regulación sobre la forma en la que cada uno debemos ver e interpretar la historia de España. Lo siento por los franquistas, pero era de esperar, porque ya el líder de Vox, Santiago Abascal, siendo miembro del PP condenó el franquismo y últimamente en TV ha reconocido que ha visitado el Valle de los Caídos, monumento que le gusta, pero que nunca visita la tumba de Franco, no vaya a ser que tenga alguna reacción alérgica, esto de mi cosecha. Por cierto, yo si la visito y rezo ante ella, lo digo para no dejar lugar a dudas, no me da alergia, todo lo contrario, mucha paz.

Por lo tanto, los aspectos que han podido ser recogidos en el DOC PP/VOX, en relación a las 19 propuestas del DOC VOX, han sido los de la Consejería de Familia, las políticas natalistas, la libertad de educación y el tema del fundamentalísimo islámico. Sin duda el de la Consejería de familia, junto con las políticas natalistas y la libertad de educación parece lo más importante. Lo relativo al fundamentalismo islámico, también lo es pero está dentro del principio general de cualquier Estado de Derecho de preservar su seguridad frente a agentes hostiles a su convivencia. Ahora bien, si esta propuesta se hubiera concretado por VOX en la aplicación de una limitación al crecimiento de los centros de adoctrinamiento islámico, por un principio de reciprocidad con el trato dispensado en los países islámicos, en cuanto a los centros de adoctrinamiento de otras religiones, como sucede en los países nórdicos, otro “gallo cantaría”, esa debió ser la propuesta.

En consecuencia, el éxito de Vox en el DOC PP/VOX queda reducido a la Consejería de Sanidad y a las políticas natalistas. Sus “fracasos” o “abdicaciones” alcanza a todo lo demás, alcanzan a todo aquello que fue su compromiso, promesa y bandera en estas elecciones y en todo su discurso. Pero es que además este “éxito”, quiero pensar que en la cabeza de Vox, o al menos en la de sus votantes, esta Consejería tenía como objetivo a las familias de orden natural, también a las monoparentales por razón de desestructuración de un matrimonio anterior o por viudedad, pero no quiero pensar, y seguro que sus votantes no lo pensaban, que esta Consejería de Familia era para todo lo que PP y CS, y parece que también Vox según, las últimas declaraciones de Santiago Abascal en Es Radio, era para dar cobertura a las familias que están al margen del orden natural, es decir, las compuestas por personas del mismo sexo, las transexuales y demás….

Poco duró la dicha, Maroto, como es lógico, lo dejo claro y diáfano: esta Consejería amparará a todas las formas de familia que estén reconocidas al amparo de la legislación de igualdad de género y defensa de los derechos de la LGTB, a las que se han comprometido a defender en el DOC PP/Cs y que se pondrá en vigor, como consecuencia del apoyo de VOX a la investidura de Bonilla comprometido con ese proyecto de gobierno.

Esta es la realidad, el PP ha conseguido poner la primera piedra para desmontar el proyecto Vox, el PP le ha propinado a Vox otro abrazo del oso, como ya lo hizo con UPN y FORO, y lo que es peor lo ha hecho suyo, lo ha canibalizado, al hacerles aceptar todos y cada una de sus propuestas desarbolando las suyas, que a la vista de lo acontecido hemos de interpretar no eran realmente puntos doctrinales innegociables, sino un postureo político más, a los que ya nos tienen tan acostumbrados los partidos del sistema. Vox ya no es Vox, es el PP verde, filial de su matriz PP azul. Se ha consumado la relación matriz filial, y además estoy seguro que un número muy importante de sus votantes, ex PP, estarán encantados de “volver a casa por Navidad”.

Ante la experiencia vivida en Andalucía la pregunta es lógica, ¿cuál será la credibilidad de Vox en las próximas elecciones cuando nos prometa terminar con la ley de violencia de género, o con las CCAA, o rescatar competencias, o abrogar la ley de memoria histórica, o poner fin a las subvenciones de los partidos, sindicatos, entes televisivos y demás, o cuando quiera convencernos de derogar las leyes LGTB y de igualdad?, o cuando nos prometa que defenderá la familia, pero ¿qué familia, la natural o la de las uniones homosexuales, transexuales y demás?

¿Cuál sería la diferencia entre votar al original y la copia?, quizás mejor dar el voto al original...

El argumento de Santiago Abascal ante los medios de que todo esto ha servido para darse a conocer y que eran conscientes de que muchos de sus planteamientos eran inviables, es una burla inaceptable a la inteligencia y a sus votantes, y ello porque o bien Vox prometió lo que no podía cumplir, o son unos indocumentados, en ambos casos un drama para sus votantes y para los que veían en ellos una opción.

Casado está siendo inteligente les va a dar un hueco, un hueco, eso sí de relleno, de abdicación y seguidismo, lo que le va a servir para centrarse y ser el líder del centro derecha, porque además sabe que con Vox juega en casa, porque sus cuerpos dirigentes tienen su mismo ADN, son igual, o más liberales que ellos, además de “hijos” del sistema criado a sus pechos, y porque sabe que cuenta con personas en el PP que tienen una gran ascendencia sobre la gente de Vox, ¿cómo reaccionaría Santiago Abascal ante la llamada de su amigo y “sponsor” Aznar, de Maria San Gil, o de su empleadora Esperanza Aguirre?, ¿se habrá producido la llamada de alguno de ellos?  Las malas lenguas afirman que pudiera ser, yo lo desconozco, pero no me extrañaría. Sería la única explicación para ese paso del “NO rotundo”, del “tenemos tiempo de sobra” y del “pueden pasar semanas, meses” de Iván Espinosa, a la firma en menos de 24 horas del DOCPP/VOX. Sin duda, algo pasó y no se puede descartar que alguien llamara.

Como es público, soy Secretario General de Alternativa Española (AES). No nos sentimos representados en el PP, ni en VOX, somos un proyecto distinto, ya lo he explicado en otros artículos de opinión, pero he de confesar que Vox, y ya lo he dicho, era una esperanza y más con el cambio en su presidencia, pero cada día esta esperanza, que ya se difuminó para nosotros, se va difuminando para muchos más, y eso es un drama sin antecedentes. El sistema permite la irrupción de un proyecto para defenéstralo por incoherencia y falta de compromiso y rigor, en escasos meses, perversa estrategia, como fue la del PP con Podemos. Todavía Vox está a tiempo para ser consecuente y hacer gala de ese patriotismo del que presume ¡No puede ceder en su primera batalla! Y no lo puede hacer, porque, en este caso, de perder una batalla pasaría a perder una guerra.

Rafael López-Diéguez
Secretario General de AES

https://www.hispanidad.com/enormes-minucias/abrazo-del-oso-del-pp-a-vox_12006860_102.html 
 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies