7. GARANTIZAR LA IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES
 
 

7. PARA HACER REAL Y EFECTIVO EL DERECHO A LA VIVIENDA, LA SANIDAD, LA JUSTICIA Y LA EDUCACIÓN, GARANTIZANDO LA IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES


AES buscará hacer reales y efectivos los derechos de los españoles (Vivienda, Sanidad, Justicia, Educación, Trabajo…) garantizando la igualdad de todos los españoles.

Por un derecho real a la Vivienda.

Todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna, adecuada al número de hijos que tenga. Pese a la crisis inmobiliaria, previsible e irremediable por la falta de actuaciones, y la desaceleración del precio de la vivienda, para la mayoría de los españoles, y especialmente para los jóvenes, sigue siendo un bien cada vez más inalcanzable.

El elevado precio de la vivienda, que hace imposible que sea real el reconocimiento constitucional del derecho a la vivienda, tiene su origen en un mercado especulativo del que ha sido responsable tanto el Gobierno como las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos y la desviación de la inversión hacia el ladrillo.

Los organismos económicos internacionales han estimado que la vivienda en España está sobrevalorada en un 15%-20%; a ello debe añadirse el 20% que corresponde a los impuestos directos e indirectos que la gravan. A ello se suman los costes derivados de la burocracia que causa demoras en la aprobación del ordenamiento de un suelo.

Ante esta realidad, resulta evidente que una acción positiva por parte de las administraciones, reduciendo cargas y acelerando trámites, permitirá la reducción del precio de la vivienda para aquellos sectores sociales que lo necesiten. Al mismo tiempo, el incremento de la oferta someterá el mercado a la realidad de la oferta y la demanda, enfrentando a los promotores con una realidad objetiva que evitará la política abusiva de precios o la especulación sobre el suelo. Todo ello permitirá hacer descender los precios en cifras cercanas, como mínimo, al 30%. La accesibilidad es la que permitirá reflotar un sector que se enfrenta a una durísima crisis.

AES, dentro de las líneas de actuación descritas, propone que la ordenación de un suelo, ya sea mediante la aprobación de un nuevo Plan General, por modificaciones puntuales del mismo o por el simple desarrollo del propio Plan General mediante PAUS y/o planes parciales, se lleve a cabo en un plazo máximo de cuatro meses y en caso contrario se considere aprobado por silencio administrativo. Aprobada la ordenación del suelo, el promotor deberá iniciar las obras en el plazo máximo e improrrogable de dos meses, evitando de esta forma la especulación sobre suelo ordenado; transcurrido dicho plazo el suelo no tendrá derecho adquirido alguno. Esto pondrá en el mercado suelo suficiente para acabar con el incremento dramático del precio del suelo.

AES propondrá que las licencias de construcción se concedan en un plazo máximo de tres meses, bajo la responsabilidad del arquitecto director de la obra. En caso contrario se consideraran aprobadas por silencio administrativo.

AES pedirá que las cesiones a los Ayuntamientos del aprovechamiento urbanístico sólo se realicen respecto de zonas dotacionales y no de residenciales, comerciales o terciarios. El Ayuntamiento no podrá permutar el aprovechamiento por valor dinerario alguno. Los modelos de urbanización y servicios estarán definidos para cada zona y no serán objeto de apreciación subjetiva alguna.

AES quiere que las viviendas de nueva construcción, que cuenten con algún tipo de protección, destinadas a jóvenes matrimonios (ninguno de los cónyuges superará los treinta y cinco años) estén exentas del impuesto de actos jurídicos documentados. Además, el IVA les será rembolsado por la Comunidad en forma de subvención. En este tipo de promociones el Ayuntamiento no cobrará tasas ni impuestos por razón de la ordenación y construcción.

AES pedirá que se amplíen a las familias numerosas las mismas condiciones de exención anteriormente reseñadas. Exigiremos la incorporación a la normativa municipal y autonómica, que rige las viviendas de protección (en cualquiera de sus fórmulas), de una nueva figura que será la de Viviendas para familias numerosas. Éstas tendrán un 50% más de superficie que las normales, gozando de los mismos privilegios que las anteriores. Estas viviendas estarán reservadas para familias con más de cuatro hijos.

AES propondrá que se aplique un tipo reducido en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales a la adquisición de viviendas de segunda mano por matrimonios jóvenes o familias numerosas. Tampoco se devengará el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos por la transmisión de la vivienda habitual de una familia numerosa, siempre que se adquiera otra vivienda de mayor superficie y el cambio haya sido motivado por un aumento del número de hijos.

AES, que es partidaria de una política de acceso a la propiedad de la vivienda, entiende que, teniendo presente la situación actual, es preciso compatibilizar esta orientación con políticas de viviendas de alquiler. Para ello se habilitará el “derecho de opción de compra” a favor del inquilino por un plazo de cinco años, computándose, de ejercerse la opción, como parte del precio el 66% de las rentas pagadas.

AES impulsará la construcción y adjudicación de Viviendas Protegidas, bajo condiciones no especulativas, con sistemas mixtos de alquiler-compra, con precios máximos fijos, para jóvenes.

Los mismos derechos sanitarios para todos los españoles.

La Organización Mundial de la Salud establece que el número de camas por cada mil habitantes debe situarse entre ocho y diez. La Sanidad española se encuentra lejos de cubrir ese objetivo. La red sanitaria española no ha crecido ni al compás del incremento de población, fundamentalmente debido a la inmigración, ni en función de las necesidades de una población envejecida.

Los esfuerzos realizados, en los últimos años, a nivel estatal y autonómico, para mejorar las infraestructuras sanitarias no han conseguido cubrir unas necesidades en expansión. Los españoles tienen la sensación de que los servicios que se ponen en marcha quedan desbordados a los pocos días. Las reiteradas promesas electorales de acabar con las afamadas “listas de espera”, de acercar los servicios al ciudadano, de ampliar las coberturas, quedan siempre muy por debajo de los objetivos trazados. Los problemas de falta de desarrollo de nuevas infraestructuras sanitarias, de financiación, de gestión, de optimización y de adecuación a la realidad de la demanda, son comunes.

La falta de visión de Estado a la hora de realizar las transferencias ha hecho que los Sistemas Sanitarios Autonómicos presenten importantes diferencias que el ciudadano percibe en la atención que recibe. La falta de una “Carta de Derechos Sanitarios”, que iguale las prestaciones en toda España y las dificultades de cohesión a la hora de establecer las transferencias dañan el sistema sanitario español; por ello es necesario que el Estado, para garantizar la igualdad de todos los españoles, recupere competencias en materia sanitaria.

AES defenderá la igualdad de prestaciones sanitarias en toda España y la constante mejora del Sistema Sanitario Español.

AES impulsará la medicina preventiva creando planes para la utilización del diagnóstico precoz.

AES propondrá la creación del “cheque sanitario”, que cubrirá el 100% del coste, para aquellos casos en los que la asistencia, de diagnóstico o quirúrgica del sistema público de salud, se demore más de quince días. Este recurso dará al paciente el derecho y la posibilidad de recurrir a cualquier centro privado provisto de los medios necesarios para prestar los servicios demandados. Esta medida contribuirá a mejorar la atención sanitaria y a paliar los colapsos hospitalarios.

AES introducirá la desgravación fiscal para quienes recurran a la sanidad privada.

AES promoverá políticas específicas para enfermos de larga duración o terminales. Apoyará una política de conciertos con entidades privadas, en régimen de concesión, para la creación de Centros Asistenciales que permitan a las familias dar una asistencia digna, profesional y adecuada a la enfermedad del paciente; eliminado así la situación de desamparo en que quedan muchos enfermos sin recursos.

AES llevará a los ayuntamientos la promoción de Centros Asistidos para Mayores, subvencionados hasta en un 90% de su capacidad y explotados en régimen de concesión. Se realizarán en terrenos propiedad del Ayuntamiento y con derecho a reversión del suelo al término del plazo concesional.

AES demandará el incremento de las plantillas de Asistentes Sociales. Con ello se dará respuesta tanto al crecimiento demográfico como a las necesidades de asistencia de nuestros mayores. Todo el equipamiento y material parafarmacéutico (camas especiales, sillas, pañales, adecuación de la instalaciones sanitarias…) para los mayores de sesenta y cinco años y discapacitados será subvencionado por el Ayuntamiento en un 99% de su valor. Al mismo tiempo incentivará la creación de centros privados, con conciertos asistenciales, para terapias de rehabilitación. Igualmente se otorgarán apoyos públicos a la puesta en marcha de centros concertados de ayuda a la Tercera Edad.

Por unas ciudades habitables.

Tenemos que reconocer que hemos transformado muchas de nuestras ciudades en lugares inhóspitos y fríos que dificultan la convivencia. Al mismo tiempo, hemos roto con nuestro orden natural al no respetar los ritmos y los equilibrios naturales. La mejora de nuestra calidad de vida depende, también, de la capacidad de reacción que tengamos, de nuestra voluntad de hacer ciudades habitables y recuperar los espacios naturales.

El urbanismo racional, la recuperación de nuestras ciudades y la defensa de la Naturaleza no son patrimonio de la izquierda. Es más, el progresismo ha utilizado y secuestrado el ecologismo para ponerlo a su servicio.

AES quiere reconciliar al hombre con el entorno, por lo que en su proyecto contempla el verdadero combate ecologista, que no es ni izquierdista, ni un nuevo instrumento de la mundialización.

AES va a trabajar por la recuperación de nuestras zonas urbanas. Para ello propone:

. recuperar la vida de los barrios mediante la reactivación del comercio, el apoyo a los espacios de restauración española y un nuevo florecimiento del artesanado.

. recuperar los espacios urbanos para la vida diaria, creando pequeños jardines para niños y mayores que articulen el barrio.

. redistribuir servicios para acercarlos al ciudadano evitando los desplazamientos innecesarios.

. facilitar desde los Ayuntamientos las actividades comunes que dan identidad y facilitan la convivencia en los barrios.

. buscar la integración de los mendigos y de los grupos marginales a través de la creación de talleres de trabajo que, a la vez, otorgarán titulaciones básicas. Estarían a cargo de tutores y asistentes sociales y establecerían conciertos con empresas, comercios y talleres artesanales para ocupar a estas personas, superando así la mera ayuda asistencial.

AES promocionará el cambio de fisonomía de las zonas urbanas apoyando la arquitectura dulce de formas, colores y volúmenes.

 

Descargas

AES_Programa_politico.pdf

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies