4. PARA DAR UNA OPORTUNIDAD A LA VIDA
 
 

4. PARA DAR UNA OPORTUNIDAD A LA VIDA


AES llevará, hasta sus últimos límites, la defensa del Derecho a la Vida desde el mismo instante de la concepción hasta su fin natural.

AES se opone, por ser contrarias a la Moral objetiva, a cualquier Ley del Aborto, a la Eutanasia activa, a la manipulación genética y a toda investigación que conlleve la destrucción de embriones humanos.

AES abogará por el fomento de una mayor cultura de la Vida, la Moral y la Natalidad.

AES trabajará, tanto a nivel nacional como internacional, por la incorporación a la Declaración Internacional de los Derechos Humanos y a las Constituciones del reconocimiento del Derecho a la Vida desde la concepción hasta su fin natural.

Para dar una oportunidad a la Vida
En España el aborto es, prácticamente, la primera causa de defunción. Según las cifras oficiales, al año, más de cien mil niños no ven la luz por causa del aborto. Desde la despenalización del aborto en tres supuestos, en nuestro país han caído víctimas del aborto un millón de niños. Populares y socialistas han estado de acuerdo, hasta la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, en no modificar la actual ley. Durante la campaña para las elecciones generales de 2008, los populares llegaron a admitir la posible modificación de la ley siempre que se hiciera por consenso; abogando por sacar el tema del aborto, por el coste electoral que les pudiera suponer, del debate político.

José Luis Rodríguez Zapatero, contradiciendo lo sostenido durante su campaña, ha decidido ir más allá del debate y plantear una nueva ley que sustituya la anterior. Una ley de plazos. Inicialmente los populares, tan partidarios del aborto como los socialistas, se han manifestado a favor de mantener y hacer cumplir la actual ley.

En realidad, en España, existe en la práctica un aborto libre. Acogiéndose al supuesto de peligro para la salud psíquica o física de la madre se puede abortar en cualquier momento independientemente de las semanas de gestación. Hoy más del 97% de los abortos se produce amparándose en la coartada de “peligrosidad”; cifras que, probablemente, no se den ni entre las mujeres del Tercer Mundo. Ante el problema del aborto populares y socialistas han mantenido la misma política. Comunidades Autónomas, gobernadas con mayoría absoluta por el Partido Popular, encabezan las listas del número de abortos practicados. Así sucede en Madrid. Además, populares y socialistas financian el aborto a través de la firma de conciertos económicos con las clínicas abortistas. El aborto se ha convertido en un negocio que mueve millones de euros al año. El 97% de los abortos se realiza en clínicas privadas que mantienen conciertos con las diversas administraciones. Todo ello ha hecho que España ostente el escasamente gratificante título de paraíso europeo del aborto.

Populares y socialistas han convertido el aborto, especialmente entre los jóvenes,  en un método anticonceptivo más; han hecho posible que se crea que éste se reduce a la mera extirpación de un tejido más. Además, han contribuido a la ampliación de la Cultura de la Muerte mediante la aprobación del uso y dispensación de las denominadas Píldoras del Día Después o Píldoras abortivas.

AES aspira a conseguir, y no cejará en su empeño, la derogación de la criminal normativa conocida como “Ley del Aborto”; oponiéndose a la actual ley y a la reforma que propugna la izquierda.
Mientras no se consiga la derogación de la “Ley del aborto”, AES recurrirá a los tribunales, cuantas veces sea necesario, para hacer inviable la burla a la ley que, tolerada por los gobiernos populares y socialistas, ha contribuido a incremento constante del número de abortos en España. AES pedirá el endurecimiento de las penas para quienes, por el negocio que entraña, vulneren la ley.

En su lucha por la instauración de una Cultura por la Vida reclamaremos de las administraciones públicas:

1º. La puesta en marcha de campañas informativas a favor de la Vida y en contra del aborto. Es necesario recordar que en España, desde la aprobación de la Ley del Aborto, no se ha desarrollado ninguna campaña institucional contra el aborto, pese a que la tasa de hijos por mujer (1.34) se sitúa muy lejos de la necesaria para el relevo generacional (2.1). Tampoco se han realizado campañas informativas sobre la realidad del aborto, tanto sobre cómo se practica como sobre sus consecuencias psicológicas. En realidad, las campañas y los centros de orientación suelen contribuir a la promoción y legitimación social del aborto.

2º. La suspensión de todos los conciertos económicos con las clínicas en las que se practiquen interrupciones voluntarias del embarazo, bajo cualquier supuesto.

3º. La introducción en los protocolos de actuación de los Centros de Planificación/Orientación Familiar de soluciones alternativas a la práctica del aborto, tomando éstos parte activa en la lucha contra el mismo.

4º. La creación de un grupo específico, dentro del cuerpo de Asistentes Sociales, que trabaje con las madres que demanden ayuda, por encontrarse en situaciones límite, para encaminarlas hacia las casas-cuna evitando el aborto.

5º. La realización de campañas específicas entre los adolescentes que inviertan la actual trivialización de las relaciones sexuales y su desvinculación de la Moral objetiva y los lazos afectivos, abandonando la demagógica campaña del reparto anual de preservativos que auspician tanto populares como socialistas.

6º. La inclusión en los Programas de Enseñanza del tema de la Cultura de la Vida.

7º. La creación de Centros de Acogida para Madres y Niños, casas-cuna,  específicamente diseñados para dar oportunidades a la Vida. Su objetivo será brindar apoyo y ayuda a aquellas madres que decidan dar vida en vez de arrancarla, facilitando asistencia médica, residencia y trabajo.

8º. La suspensión de la distribución de la llamada “Píldora del día después” o píldoras abortivas.

9º. El apoyo a cuantas organizaciones sociales y religiosas trabajen por la Vida.

10º. La inclusión en los presupuestos estatales y autonómicos de partidas específicas para Proyectos Pro-Vida.

11º. El reconocimiento y la garantía del derecho a la objeción de conciencia para médicos, enfermeras, auxiliares y farmacéuticos.

Opción por la natalidad.
La instauración de la Cultura de la Vida no se circunscribe a la cuestión del aborto. La baja tasa de natalidad en España nos aboca, en una o dos décadas, a una catástrofe demográfica. Por ello y por razones de orden moral, AES llevará a las instituciones propuestas para desarrollar políticas a favor de la natalidad reclamando:

1º. El desarrollo de campañas a favor de la natalidad.

2º. La suspensión de toda subvención a asociaciones, publicaciones o talleres en los que se fomenten las políticas contranatalicias.

3º. El establecimiento del Salario de Natalidad exento de contribución fiscal.

4º. La puesta en marcha de incentivos. Siguiendo la práctica que ya se lleva a efecto en otras zonas de Europa, como Alemania, se darán premios a la natalidad. Éstos estarán exentos de contribución fiscal a razón de 9.000 Euros para los tres primeros hijos y 12.000 a partir del cuarto hijo.

5º. La ampliación de los permisos de maternidad a veinte       semanas.

No a la Eutanasia en cualquiera de sus formas.
AES defiende la Vida desde su concepción hasta su fin natural. Por ello se opondrá a la Eutanasia en cualquiera de sus formas.

No a la clonación y a los experimentos con embriones.
AES defiende la dignidad del ser humano desde el momento de su concepción. Por ello propone la protección del embrión en iguales condiciones que las del nasciturus. El embrión es un ser humano, como tal goza de todos los derechos y es acreedor de la protección del Estado. Conviene subrayar que tanto el Partido Popular como el Partido Socialista apoyan la investigación con embriones humanos que implica su destrucción.

AES se opone a toda investigación que suponga la manipulación o la destrucción del embrión.

AES se opondrá a todo tipo de manipulación genética.

AES es contraria a la llamada “ley del bebé medicamento”, en la que se trata a los embriones como piezas de repuesto, privándoles de su derecho a la vida; lo que, por otra parte supone la aplicación de tesis eugenésicas moralmente ilícitas.

AES apoyará la creación de bancos públicos para la conservación de sangre del cordón umbilical.

AES impulsará la investigación con células madre adultas, con las células provenientes de cordones umbilicales, únicas que, sin caer en el ilícito moral, han demostrado su capacidad curativa y cuya utilización médica es necesario desarrollar e impulsar. Es más, la investigación con células madre mediante la reprogramación celular permite la obtención de material biológico experimental capaz de sustituir a las células madre embrionarias.

 

Descargas

AES_Programa_politico.pdf

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies