26-D Manifiesto por el fin del aborto en España
 
 

26-D Manifiesto por el fin del aborto en España

 
Publicado el 10 de Marzo 2015
 
 

Se afirma que estas fechas, en las que cada año nos concentramos, son propicias para el reencuentro familiar, que es un tiempo alegre aunque en nuestros hogares se note aún más el vacío que nos causan aquellos que nos aguardan en la eternidad, fechas en las que tenemos muy presentes aquellas sillas que ya no están en la mesa porque el recuerdo de sus ocupantes adquiere en estas fechas  mayor intensidad. Por ello, aquí y en muchos puntos de España nos concentramos para recordar a millones de niños que gracias a las leyes abortistas no han tenido la oportunidad de poder  celebrar con sus familias una Navidad. Niños que no serán ni un recuerdo para quienes, seducidos  por el hedonismo, por los complejos sociales, por la ambición profesional, por la presión de las circunstancias, por  la  ignorancia… decidieron poner fin a sus vidas antes de  que  pudieran ver la luz de este mundo, quizás porque, careciendo de principios firmes, no encontraron la mano amiga o la ayuda oportuna.

Estamos hoy aquí, un puñado de españoles, como hacemos todos los años desde hace más de una década, bajo gobiernos populares y socialistas, para reclamar la erradicación de cualquier ley abortista en España; que no queremos ni aborto del PP ni aborto del PSOE; para rechazar maquillajes legales impulsados por intereses electoralistas y destinados a domesticar el reiteradamente estafado movimiento pro-vida; para denunciar ese juego hipócrita de quienes afirman “defender la vida” para simular que están en contra del aborto y, al mismo tiempo, sostienen que debe existir una ley que permita el aborto según qué casos; para poner de manifiesto la hipocresía de quienes afirman, por un lado, que luchan por la  vida al anunciar que se opondrán a que se reconozca el aborto como un derecho y, al mismo tiempo, mantienen leyes que en sin reconocer el derecho lo hacen posible y obligan a  que los centros sanitarios practiquen el aborto; para explicar que nosotros no queremos maquillajes, ni diferenciamos entre leyes abortistas socialistas, sean de González o de Aído, y leyes abortistas populares, sean de Gallardón o de la reformilla que promete el señor Alonso, que lo que queremos es que se implemente una política de ABORTO CERO.

Hemos sido, durante más de una década, la voz disonante. Hemos denunciado sin descanso que el Partido Popular era tan abortista como el Partido Socialista; que los diputados populares que afirman defender la vida o estar contra el aborto, que acuden a determinadas manifestaciones lo hacen a título particular y que en caso de tener que escoger entre el escaño, la concejalía, el sillón o el partido y su compromiso teórico de poner fin a la legislación abortista, siempre prefieren el cargo; que cuando llega la hora de la verdad son sumisos al partido o venden que seguirán trabajando para un futuro que nunca llega. Mantuvimos y mantenemos que en el caso del aborto las mayorías absolutas no sirven para nada, que el problema fundamental es que en las instituciones no hay verdaderos defensores del derecho a vivir que mantengan no solo la derogación de toda legislación abortista sino, ya que estamos en el debate, la reforma constitucional que haga inviable la práctica del aborto en España y así nos ahorraremos la vergüenza ajena de tener que soportar el habitual encogimiento de hombros del presidente del gobierno, del señor Mariano Rajoy, al explicarnos que en este tema él y su partido se ciñe a lo que diga el Tribunal Constitucional; porque ese es el drama político y la explicación de lo acontecido, que para el Partido Popular el derecho a vivir está limitado por lo que afirme el Tribunal Constitucional.

Hoy el movimiento pro-vida está asumiendo su soledad política. La retirada de la reforma Gallardón, de lo que en realidad era la ley abortista del Partito Popular; la toma de conciencia de que se estaba intentando sustituir el debate real, el de aborto sí o aborto no, por el de supuestos o plazos y por el de derecho sí o derecho no; la cada vez más evidente hipocresía de los que buscan mantener votos cautivos con frases  sobre defensa de la vida, han tenido como efecto positivo el que muchos españoles, que de buena fe han creído que apoyando al Partido Popular, porque así se lo pedían organizaciones próvida, hayan comenzado a abrir los ojos, a sentirse engañados porque ni tan siquiera han cumplido con las tímidas promesas con las que consiguieron su voto. Españoles, defensores de la vida, del derecho a vivir, de la realidad de la vida desde el momento de la concepción, de la necesidad de proteger el derecho de ese ser a nacer, que difícilmente van a conformarse con el engaño que prepara el actual ministro de Justicia, el señor Alonso, con esa minireforma consistente en derogar el apartado de la actual ley por el que se permite a las menores abortar sin permiso paterno. A nosotros señor Alonoso lo que nos preocupa no es que se tenga o no se tenga el permiso paterno, lo que nos importa es que se aborte. Una minireforma que solo será de frases y letras, de eufemismos, pero que seguirá permitiendo que cada año no vean la luz más de cien mil niños. Tres años de mayoría absoluta y el gobierno no ha tenido tiempo ni tan siquiera de lanzar campañas a favor de la vida, de promover campañas de concienciación explicando que existe la vida desde la concepción, que el aborto no es la eliminación de un tejido molesto sino una sentencia de muerte, de alentar y promocionar la natalidad aunque sea bajo la justificación del necesario impulso del crecimiento demográfico.

No nos engañamos, sabemos que los no nacidos no votan, asumimos que para la inmensa mayoría de los españoles el aborto no es un problema, que para gran parte de los españoles que afirman estar en contra del aborto esta cuestión ocupa el último lugar en los factores que deciden su voto… ¡No importa! Entre nosotros no cabe el desánimo porque estamos al servicio de una causa justa.

No vamos a cejar en nuestro empeño y el año que viene, como todos los años, volveremos en estas fechas simbólicas en las que se recuerda el asesinato legal de centenas de niños intentando acabar con Jesús, a manifestarnos. Seguiremos trabajando todo el año para conseguir que en España la única opción en materia de Vida sea la de Aborto Cero.

 
 
 

ENLACES

 
 
 
 
 
 

CAMPAÑAS

 
 
 

CATEGORÍAS

 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies